Los requisitos esenciales para asegurar tu auto

Si inviertes en un automóvil, resulta fundamental asegurarlo para sentirte protegido y poder conducir con tranquilidad.


Sin embargo, por distintos motivos no todos los vehículos son asegurables así que también debes tomar en cuenta los aspectos que te permitan tener el auto adecuado y en las condiciones de seguridad que esperas.

Contratar un Seguro Automotriz para para un vehículo nuevo puede ser mucho más costoso que para un usado, pues los índices se basan en el valor del vehículo y en los costos de reponerlo o repararlo, como así también en los detalles de confort y sistemas de seguridad adicionales.

Pero a medida que avanzan los años del auto, los costos de reparación suben. Por una parte es mucho más difícil conseguir repuestos y los arreglos por muy sencillos que parezcan pueden doblar o incluso triplicar el costo con respecto a un modelo más actual.

Por lo general, las compañías de seguro limitan sus coberturas tradicionales a automóviles con un máximo de 10 a 15 años de antigüedad. Esto depende de las coberturas de la póliza a contratar o de las políticas de la empresa que ofrece el servicio.

La edad de un vehículo es la que impide asegurarlo si es que este está en regla, pero también hay otras razones que hacen que un automóvil sea considerado no asegurable por parte de las compañías.

-El automóvil no está registrado en el país y no tiene patente chilena.

-El vehículo tiene menos de 10 o 15 años, pero se encuentra en mal estado.

-Los documentos del vehículo no están en regla.

-El automóvil es utilizado para fines comerciales, por lo que requiere un seguro diferente al de los vehículos particulares.

De la misma forma quien busca asegurar su vehículo, debe demostrar que es su dueño o, contar con la autorización legal del propietario.


Suscríbete a nuestro boletín