¿Compañía o Corredora de Seguros?

Una de las preguntas que quizás más cuesta resolver al momento de iniciar la búsqueda de un seguro para nuestro patrimonio es si hacerlo en una Compañía Aseguradora o un Corredora de Seguros.


Si bien opera de manera parecida hay una diferencia esencial en cuanto a las opciones que ofrecen para nuestro bien a asegurar.

Las compañías de seguros son empresas especializadas en vender cobertura diseñada para protegerte contra pérdidas, robos o daños. Pueden proporcionar diversos tipos de pólizas, como de propiedad y contra accidentes, seguros de vida y médicos, enfocados a individuos o empresas, todo en función de las necesidades de las personas.

La corredora de seguros, por el contrario, es una mediadora que no está vinculada a ninguna compañía aseguradora, por lo que debe ofrecer asesoramiento independiente y el producto que más se ajuste a las necesidades del cliente.

Intermedian y asesoran a las personas que desean asegurarse, respecto de las coberturas y condiciones del contrato, que ofrecen las distintas compañías aseguradoras, y las asisten durante la vigencia de su contrato y al momento de producirse un siniestro.

Como lo especifica Paulo Lepe, Gerente de Corredora Generación, “en una corredora podemos ofrecer un seguro diseñado para las necesidades del cliente, siendo mucho más efectivos y acorde a los montos de cobertura. Lo fundamental es que el cliente busque experiencia, una buena asesoría y ojalá especialización para que, de existir un siniestro, sienta que se cumplieron sus expectativas”.


Suscríbete a nuestro boletín